lunes, 19 de diciembre de 2016

Se acerca la Navidad

Resultado de imagen de aceboSe acercan las Navidades, unas fechas entrañables en las que hacemos balance del año que ha pasado y vamos haciendo planes para el que llega. 

Si pensamos en los pasos que hemos dado, sólo podemos sentirnos agradecidos por la colaboración y el compromiso de quienes estáis apoyando de diversas maneras nuestras iniciativas. Como socios, colaboradores, voluntarios, amigos... ¡SOIS IMPRESCINDIBLES!

Pero también miramos al futuro y sin dejar de avanzar nos sentimos urgidos a continuar en la acción para que la vida sea mejor para todos.
Así pues, en nuestra carta a los Reyes Magos, vamos a incluir, entre otros, los siguientes deseos:
- Que nuestras puertas estén siempre abiertas a quien llame.
- Que nadie, nunca más, pase hambre en el mundo.
- Que quienes trabajan la tierra y quienes consumen los alimentos se abracen.
- Que dejemos de violentar a nuestra Madre Tierra.
- Que recorramos el camino que nos queda con más calma y menos prisas.
- Que cada día más, prescindamos de todo lo que nos sobra.
- Que .....

La lista sería infinita, pero dejamos todas las líneas que necesites para que tú las completes.

Con nuestros mejores deseos, 

¡FELIZ NAVIDAD!


  

jueves, 15 de diciembre de 2016

"Mañana", documental imprescindible

Os presentamos el documental francés Demain, que en español se traduce como "Mañana". En esta  película aparecen algunos de los movimientos más novedosos del panorama alternativo como los británicos Transition Towns (ciudades en transición) e Incredible Edible (increíbles y comestibles). También se oyen voces proféticas como Pierre Rahbi, el padre de la agroecología en Francia y promotor del movimiento de los Colibrís; y Vandana Shiva, líder ecologista y feminista india. Comparten protagonismo otros actores del cambio global menos mediáticos, como unos pequeños grandes agricultores del norte de Francia. Pequeños porque su huerto es modesto en cuanto a sus dimensiones. Grandes porque gracias a las técnicas de la permacultura y al cuidado manual están demostrando que son más rentables en términos relativos que las grandes explotaciones que echan mano de tractores y fumigadoras.
Seguro que no os dejará impasibles. Os animamos a verla en cuanto llegue a nuestras pantallas.
Como aperitivo, aquí podéis ver su trailer

lunes, 12 de diciembre de 2016

¿Suelos para soberanía alimentaria o como "pozos de carbono"'



La consideración de los suelos en las negociaciones sobre el clima como sumideros de carbono, podría facilitar el acaparamiento de tierras y la expansión de un modelo agrícola industrial que impulsa la crisis climática.


En mayo pasado, en la sede de la Convención Marco de la ONU sobre el Cambio Climático en Bonn, las discusiones sobre este sector generaron tensiones entre los Estados que evitaron escrupulosamente el tema clave de la diferenciación de modelos agrícolas en función de su impacto sobre los cambios climáticos y su capacidad para garantizar la soberanía alimentaria de los pueblos. Al mismo tiempo, y fuera de los espacios oficiales de negociación, se han ido multiplicando las iniciativas voluntarias, especialmente del sector privado, con el riesgo real de que se impongan en las futuras políticas públicas de los Estados.

Mientras que el 94% de los Estados mencionan la agricultura en su estrategia para afrontar y luchar contra los desajustes climáticos, el Acuerdo de París no utiliza ni una sola vez la palabra “agricultura”. Hay que leer entrelíneas para entender los verdaderos retos. La expresión “pozos de carbono” es la que esconde realmente la cuestión altamente política de la agricultura. Es cierto que los suelos juegan un papel importante en el almacenamiento del CO2 (dióxido de carbono) al convertirse en verdaderos “pozos de carbono”, al igual que los bosques. Sin embargo, esa no es la única función de los suelos, especialmente cuando se trata de tierras agrícolas que son esenciales para la soberanía alimentaria. Lamentablemente, su utilización (tal y como se entiende en la expresión “sector de tierras”) en la lucha contra el cambio climático constituye una gran oportunidad para los promotores de falsas soluciones y sirve de excusa para la inacción pública.

Este enfoque frente a la crisis climática inicia una carrera desenfrenada para compensar las emisiones de carbono. Solo una reducción drástica e inmediata de las emisiones de gases de efecto invernadero permitirá reducir, o por lo menos impedir un incremento dramático de los impactos de esta crisis. Las tierras agrícolas no pueden transformarse en herramientas contables para administrar la crisis climática. Son fundamentales para unos mil millones de personas en el mundo que trabajan por la soberanía alimentaria, derecho inalienable de los pueblos, que ya está siendo socavado. Defendemos la existencia de una agricultura capaz de responder a los desafíos agrícolas hoy en día amplificados por la crisis climática. Una agricultura, basada en la agroecología campesina que, más allá de un corpus de prácticas, defiende una agricultura social y ecológica arraigada en los territorios y que rechaza la financiarización de nuestra naturaleza.

Extracto de tni 

jueves, 1 de diciembre de 2016

Disfrutar de las pequeñas cosas


Han llegado a nuestras manos unas reflexiones  que ya en 1930 se hacía John Maynard Keynes en «Economic Possibilities for our Grandchildren». Cerca de un siglo más tarde, parece que la humanidad no haya avanzado en lo verdaderamente importante, por lo que seguimos compartiendo sus anhelos. Aquí plasmamos unos extractos que seguro nos harán pensar:

“Es verdad que las necesidades de los seres humanos pueden resultar insaciables. Pero en realidad podríamos dividirlas en dos clases: necesidades que son absolutas en tanto que independientes de la situación del resto de nuestros congéneres y aquellas que son relativas en el sentido de que solo nos sentimos satisfechos si nos elevan por encima, nos hacen sentir superiores, a ellos. Las necesidades de la segunda clase, aquellas que satisfacen el deseo de superioridad, pueden ser ciertamente insaciables; cuanto mayor sea el nivel general mayores serán. Pero eso no es verdad para para las necesidades absolutas. 
En ellas se puede encontrar un punto antes, mucho antes quizás de lo que creemos, en el que esas necesidades se vean satisfechas en el sentido de que, una vez alcanzado preferimos dedicar nuestras energías más allá de él a propósitos no económicos.”

“Cuando la acumulación de riqueza ya no tenga gran importancia social, vendrán grandes cambios en los códigos morales.”

“La idea de que quien menos se preocupa por el mañana es quien más certeramente camina por las sendas de la virtud y la sensata sabiduría. Valoraremos los fines sobre los medios y preferiremos lo bueno a lo útil. Honraremos a aquellos que puedan ensañarnos como apurar una hora y un día virtuosamente y bien, la gente deliciosa que es capaz de disfrutar directamente las pequeñas cosas.”

Poco más que añadir, ¿verdad?


jueves, 10 de noviembre de 2016

Haciendo balance

Las Jornadas de Economía Social y Solidaria de Huerta Molinillo han concluido. Queremos dar las gracias a ponentes y asistentes por haber participado y contribuido a que tanto EnergÉtica como Banca Ética Fiare se hayan podido difundir. Nuestro objetivo es dar a conocer las diversas iniciativas de nuestro entorno que, en sintonía con los principios de Fundación Alter, promueven una sociedad más justa. Son iniciativas llenas de entusiamo, de ilusión, de utopía y de realidades.



Hay mucho por hacer. Continuamos adelante.



domingo, 6 de noviembre de 2016

Otra banca es posible

Como habíamos anunciado, y dentro de las Jornadas de Economía solidaria, este miércoles 9 de noviembre, a las 20:15h, organizamos un encuentro en torno a la banca y el sistema financiero. En esta ocasión, Rafa Tabares, miembro de Fundación Alter y del Grupo de Iniciativa Territorial (GIT) de Castilla y León, nos hablará de cómo podemos participar de una banca más justa a través de Fiare Banca Ética. Su presentación "Otra banca es posible" nos ayudará a comprender los entresijos de la banca convencional y cómo podemos participar del cambio.
Recuerda y apunta:
Lugar: Centro "La Merced CIE", Calle Molinillo,3, enfrente de la huerta.
Miércoles 9 de Noviembre 20:15 horas

¡¡Te esperamos!!


viernes, 28 de octubre de 2016

Rabé, a tope

El terreno de Rabé sigue dando sus frutos y de cara a este otoño-invierno, vamos ya recogiendo calabaza, acelga, puerro....

Las bondades de este clima, tan impropio de nuestras latitudes, permiten que nuestras plantas crezcan hermosas a cielo abierto. 

 

 

No obstante, como sabéis estamos trabajando en un túnel que nos permitirá seguir protegiendo los cultivos durante los meses más frios.
Como siempre, el trabajo voluntario y las capacidades puestas al servicio de la solidaridad, hacen posible que el proyecto siga adelante. 

Ya lo decía Albert Einstein:
« Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad »

 

domingo, 23 de octubre de 2016

Este miércoles: EnergÉtica


Este miércoles 26 de octubre, a las 20:15h, os esperamos en la Calle Molinillo, 3, para conocer de primera mano qué es EnergÉtica, cómo funciona y por qué puede ser interesante para l@s soci@s de Huerta Molinillo.

Estarán con nosotros Rafael Rodríguez y Roberto Palacios, miembros del grupo de EnergÉtica de Burgos, que nos hablarán sobre la iniciativa y sobre Mercado y Modelo Energético


Como dijo Gandhi: "Debes ser el cambio que deseas ver en el mundo".



lunes, 17 de octubre de 2016

El proceso de las cebollas

Recientemente hemos recogido en nuestra huerta de Rabé de las Calzadas muchas de las cebollas que encontraréis en vuestras cestas.

Al ser un cultivo al aire libre, Rabé es un lugar ideal para todo su proceso. Además, la elevada cantidad requiere también un amplio espacio.
 
Como véis por las fotos, el proceso no es sencillo, pues además de recogerlas en el momento adecuado con trabajo manual agotador, también hay que transportarlas y almacenarlas para su conservación. 

Este último paso es importante, pues ha de ser un espacio sin luz, seco y amplio que permita su almacenamiento en las mejores condiciones. 

Así, las cebollas Huerta Molinillo llegan a vuestras mesas sanas sanotas.

¡Buen provecho!

 

viernes, 14 de octubre de 2016

Así es el arte..

Hoy queremos compartir con vosotr@s la obra de arte que nos dejó Mattia, uno de los voluntarios italianos que pasó unos meses en Huerta Molinillo. Quizás harto de ver los graffitis que ensuciaban nuestra puerta, o quizás inspirado por los aires de Rabé de las Calzadas, un buen día se puso manos a la obra y nos regaló una puerta nueva... o más bien, una nueva pintada en la puerta.

Desde aquí, muchas gracias, Mattia, por haber compartido tus dones.

¡¡Todas las manos, ideas y propuestas, son bienvenidas!!



miércoles, 12 de octubre de 2016

Cita con EnergÉtica

Con el fin de ir creando redes y sinergias, desde la Fundación Alter estamos organizando algunas presentaciones a los socios con el fin de que conozcamos qué se cuece en nuestra ciudad y de qué manera podemos ir transformando nuestros hábitos de consumo, ahorro, etc.., en acciones más justas y conscientes.

La primera cita la tendremos el próximo miércoles 26 de octubre, a las 20:15h. Os esperamos en la Calle Molinillo, 3, para conocer de primera mano qué es EnergÉtica, cómo funciona y por qué puede ser interesante para l@s soci@s de Huerta Molinillo.

Estarán con nosotros Rafael Rodríguez y Roberto Palacios, miembros del grupo de EnergÉtica de Burgos.

EnergÉtica es un grupo de personas conscientes de que el modelo energético basado en combustibles fósiles es insostenible. Se trata de un pequeño grano de arena para que la ciudadanía pueda tener en sus manos el acceso al control de la energía que consume.

Qué es: Es una cooperativa de consumidores sin ánimo de lucro que trabaja con el fin de tener energía en hogares, comercios o negocios 100% renovable, sin depender de las grandes eléctricas ni pensar en la rentabilidad de sus consejos de administración, recuperando la soberanía energética. Y quieren hacerlo de forma colectiva.

Función: Comercializan energía de origen renovable porque es parece importante asegurar el mínimo impacto ambiental posible de nuestro abastecimiento energético. Se preocupan también de formar en ahorro energético y de proveer de servicios de eficiencia energética.

Objetivo: A largo plazo, pretenden ser capaces de producir la energía eléctrica renovable suficiente para satisfacer las necesidades de sus socios y socias.

¡¡¡Recuerda: miércoles 26 de octubre a las 20:15h, justo después de recoger tu cesta!!! 

lunes, 10 de octubre de 2016

Periferias que alimentan la dignidad



Resultado de imagen de huerto urbanoLa alimentación es el elemento en torno al cual estamos estableciendo esa complicidad cognitiva entre el campo y la ciudad, después de décadas de incomprensión mutuas asistimos a la multiplicación de espacios de reencuentro. Las ignoradas problemáticas del medio rural dialogan con la precaria situación de las periferias urbanas a través de las iniciativas agroecológicas de extrarradio:
La asamblea de personas en paro y precarias de Xixón, ligada a la asturiana Corriente Sindical de Izquierdas, lleva años impulsando una despensa solidaria para 150 familias, asesorías jurídicas gratuitas y otros proyectos de economía solidaria como una cooperativa de mudanzas. Hace cuatro años y tras vínculos con el asociacionismo rural, que se había movilizado contra procesos especulativos, conseguían la cesión de una explotación agrícola periurbana abandonada. En ella se lanzaron a poner en marcha un proyecto de producción ecológica de verduras y hortalizas, manzanas, sidra, huevos... orientada al autoconsumo y a la comercialización en proximidad, mediante grupos de consumo y vendiendo en los locales sindicales de la ciudad una vez por semana. Una iniciativa que a duras penas logra ser rentable económicamente y encontrar gente que apueste por profesionalizarse en un sector donde lograr la viabilidad es muy complicada, pero que lentamente ha logrado replicarse en dos fincas más de la zona sumando cerca de 8 hectáreas en cultivo. La fortaleza de la iniciativa es la convicción de que únicamente la solidaridad es capaz de enfrentar el individualismo y la victimización que sufren las personas en paro.

Desde otro de los “barrios sin retorno” como es el de Buenos Aires en Salamanca, contaba el párroco Emiliano, han logrado articular un proyecto que conjuga la apuesta por la permanencia en el medio rural, con la dignificación de la vida de los habitantes de un barrio marcado por la conflictividad, el narcotráfico y la cárcel. Un proyecto que se basa en la acogida de personas excluidas en los pisos y la casa parroquial donde conviven cerca de 20 personas, y su voluntad de abordar de forma comunitaria tanto el abandono del barrio como la improbable incorporación a un mercado de trabajo en crisis de las personas más vulnerables (exconvictos, personas sin papeles, sin estudios...). Un proceso que integra la reivindicación de los derechos sociales (alimentación, salud, educación...) con la puesta en marcha de iniciativas de economía solidaria que entre otras cosas se encargan del catering y los servicios a la comunidad en el medio rural cercano. Además huyendo de la estigmatización de la pobreza se negaron a colaborar con los bancos de alimentos y el reparto de bolsas de comida, así que les quedaba una única alternativa: la producción. Desde hace 5 años trabajan la tierra en terrenos baldíos que les han sido cedidos, produciendo alimentos para ellos, para grupos de consumo así como para las empresas de catering asociadas. La última aventura en la que se han metido es proceder a la transformación y envasado a pequeña escala para la comercialización.

En medio de la frenética actividad por conseguir planes de formación para el empleo y poner en marcha la despensa comunitaria, la Asamblea de Parados de Caserío de Montijo en la deprimida zona norte de Granada, se lanzaba en 2012 a ocupar un terreno abandonado junto al rio Beiro y convertirlo en huertos de autoconsumo. La universidad ha colaborado con la construcción de infraestructuras como un vivero y un invernadero, y ha facilitado el análisis de agua y tierras para certificar el cultivo ecológico mediante un sistema participativo de garantía. La producción se comercializa mediante grupos de consumo y en el ecomercado local. Reciben formación de agricultores profesionales de la vega y visitas de curiosos de todas partes, interesados en conocer lo que arrancó como una medida desesperada ante la emergencia alimentaria y evoluciona lentamente hacia un pequeño parque agrario autogestionado con sus huertas, sus plantaciones de frutales y olivos, el diseño de itinerarios peatonales o la custodia ante los vertidos ilegales de basuras.

En Pamplona (Iruña) ante la silenciada y oculta evidencia de que había gente que pasaba hambre, y la inexistencia de un comedor social municipal, surge en 2007 el comedor solidario Paris 365. Un proyecto apoyado por las redes de economía social y alternativa, mediante el cual se procede a habilitar un antiguo bar para convertirlo en un comedor que huyera de los estereotipos asistenciales. Los 365 días al año un reducido grupo de trabajadores y una media de 200 voluntarios al mes cocinan para otras 110 personas en dificultad social, al principio se trataba principalmente de varones migrantes procedentes del sector de la construcción, pero en la actualidad la mitad de las personas que asisten son familias autóctonas. Partiendo de una postura crítica con los bancos de alimentos, que solo canalizan los excedentes de la gran industria y no garantizan un acceso a una alimentación adecuada, priorizan la donación de excedentes por parte de pequeños productores, pequeñas empresas y particulares. Las ayudas más estables llegaron de los agricultores de Sanguesa que donan de formar regular cantidades que suman las cinco toneladas al año, o del vecindario del municipio de Gabardela donde cultivan una parcela de forma comunitaria para donar los productos al comedor, hasta lograr involucrar a la universidad pública de Navarra donde la facultad de agrónomos mediante un proyecto voluntario de aprendizaje-servicio cultivan para el comedor. A lo que se suma la puesta en marcha de una despensa solidaria con aspecto de supermercado, que abre tres días a la semana y donde las familias se autorregulan para coger los alimentos que necesitan.
Extracto del blog decrecimiento  


Resultado de imagen de huerto urbano


sábado, 8 de octubre de 2016

Esto es un post para dar gracias

Esto es un post para dar gracias. 
Estamos al final de nuestra experencia a la Huerta Molinillo, y aunque podríamos darlo por terminado, no es así. No ha sido siempre facil para nosotros. El trabajo en el campo es duro y, a menudo, aburrido. Y tampoco ha sido facil para los chicos que llevan la huerta aguantar los días en los que estábamos más cansados y vagos. De todas maneras, quiero agradecer sobre todo lo que he aprendido, que son muchas cosas.
Como han ya escrito mis compañeros, la primera cosa aprendida, experimentada en mi cuerpo y mi alma, ha sido la fatiga. Yo tampoco había hecho un trabajo físico duro como el de sembrar, plantar y coger. Creo que, al fin, lo he aguantado bastante bien, con paciencia y costancia, y de esto estoy feliz, aunque ya en estos ultimos días aquَí en España me duele todo
, cabeza, brazos, piernas, espaldas, riñones.
Y esto me lleva a pensar que precisamente por ser jóvenes, es un trabajo que tendríamos que aguantar mejor. Eso se debe a que nuestras familias nos miman, nos hemos hecho raros porque estamos siempre con la cabeza frente a una pantalla. Pero esto ocurre también porque en estos tiempos, los jovenes empezamos a trabajar más tarde o hacemos trabajos poco fatigantes.
Creo que llevar una huerta puede ser un trabajo bueno para todos, aunque muy duro, no paro de repetirlo. Es un trabajo que te enseña el valor de la comida, y también la fuerza mágica de la natura, que exige mucho esfuerzo y un cuidado díario, pero que te puede devolver mucho más.
Esto último lo hemos visto en Rabé: sus cambiantes y vivos colores, tamaños, luces, en la huerta y en los campos alrededor. Es un pequeño pueblo, de muros en piedra, movido, todos los días, por la gente que hace el Camino de Santiago, donde Rabé es una etapa de descanso muy apreciada.
He aprendido mejor la idea de soberanía alimentaria. Yo confío, sinceramente, que producir la comida cerca de nosotros y en manera biológica es lo mejor para nuestro placer, nuestra salud, el medio ambiente y el mundo entiro. Sin embargo, no estoy tan seguro de que la soberanía alimentar pueda solucionar los problemas de alimentación, del sobreconsumo, de la explotación en el mundo. Necesitaría mucho y mucho más tiempo. Además, por mi estudios, no divido el mundo en blanco y negro, entre los buenos que hacen pequeñas cosas y los malos que las hacen grandes o demasiado grandes para ganar siempre más dinero. El mundo es más complejo. En todo caso, es importante seguir con las ideas que están detrás la Huerta Molinillo, y explicar a todo el mundo que, cuando sea posibile, exsiste una manera diferente, y quizás mejor, de desarrollar comida y tratar con el medio ambiente, confiando que se pueda difundir cada vez más. Pero esto puede desarrolarse poco a poco, como enseña la naturaleza, tal y como ha sido mi experiencia en la huerta.
Finalmente, agradezco haber conocido a la gente de la huerta, con todas su virtudes y defectos, son muy buena gente. 

Davide Valentino. Voluntario.